Toldo de Brazos Invisibles

de brazos articulados para disfrutar a la sombra de nuestra terraza o jardín

El toldo más versátil

Los toldos de brazos invisibles o articulado, es el más versátil de todos. Es la solución perfecta para cubrir terrazas, balcones, jardines o locales comerciales. Su estética nos permite integrarlo perfectamente en cualquier entorno y combinarlo con toldos verticales u otros sistemas de protección solar.

Puede ser con accionamiento manual o bien eléctrico. Podemos elegir entre una gran variedad de tejidos y colores.

Al toldo de brazos invisibles podemos añadirle un semicofre para proteger la lona cuando está recogida y alargar así  la vida útil de la misma.

Ventajas de los toldos articulados

Los toldos son ideales para cubrir cualquier espacio. Este tipo de toldos están diseñados mediante una lona, que protege y resguarda de los fenómenos atmosféricos. Veamos las diferentes características que presentan:

  • Son completamente regulables, para que el cliente pueda adaptarse a las circunstancias meteorológicas de cada momento.  Se puede modificar su pendiente desde 0º  hasta los 90º.
  • Además, tienen una gran resistencia al fuerte viento. Asimismo, siempre podrás guardarlo y protegerlo con el semicofre.
  • Tiene una gran facilidad para su montaje.
  • Son ligeros ya que suelen estar fabricados con aluminio. Esto aparte de ser liviano, ofrece una mayor facilidad para el transporte de los toldos y su puesta en marcha.

Otras características de los toldos de brazos invisibles

  • Se adaptan a cualquier superficie, como pueden ser las fachadas o los jardines.
  • Se puede ajustar su tamaño según las necesidades del cliente, creando así espacios increíbles.
  • Su funcionamiento puede ser eléctrico o manual.

 

Diseñamos lugares  donde la sombra, la relajación y el frescor son los principales protagonistas.