Cobertores de piscinas

Distintos tipos de cobertores para piscinas

Cobertores de piscina para el invierno

Los cobertores de invierno están fabricados con lona dura y reforzada con costuras alrededor y en el medio tiene unos orificios que sirven de desagüe para cuando llueve. La lona es muy fácil de poner y de quitar, alrededor tiene tensores elásticos que se enganchan en unos tornillos previamente colocados sobre la piedra del borde de la piscina. De esta manera la lona se mantiene tensa y no se mueve con el aire.

¿Por qué tapar con lona la piscina en invierno?

  • protege la estructura de la piscina
  • evita grietas en el suelo
  • el agua se mantiene más limpia y se puede aprovechar de un año al otro
  • ahorro en productos de limpieza

 

El cobertor de invierno evita la descomposición del agua porque no penetran los rayos del sol, ni la suciedad exterior como hojas de arboles, tierra o arena.

Un cobertor de lona puede evitar accidentes, ya que aguanta el peso de un niño, mascota o incluso de un adulto, por lo que puede evitar que una persona o animal caiga accidentalmente dentro de la piscina.

Cobertores de piscina para el verano

El cobertor de piscina de Polietileno con burbujas de aire para que flote y con tratamiento anti-UV es menos duradero que el cobertor de invierno, pero en muchas piscinas es muy necesario.

Flota sobre el agua, formando una cámara protectora que evita la perdida de temperatura, y eso hace que el agua de la piscina se caliente y la temperatura del agua sea más agradable. También reduce la evaporación del agua.

¿Por qué tapar con lona la piscina en verano?

  • Mantiene la temperatura del agua.
  • Evita la evaporación de agua y productos de
    tratamiento.
  • Parte de la suciedad queda sobre el cobertor.
  • Ahorra hasta un 60 % en la factura de climatización.
  • Imprescindible en piscinas climatizadas.
  • NO aguantan peso

 

El cobertor solar permite conseguir un aumento de la temperatura del agua de 3 a 7 grados, adelantando y prolongando la temporada de baño.

¿Cómo se consigue?

El agua se calienta durante las horas de sol y por la noche el aire se enfría y enfría el agua de la piscina. Con el cobertor solar aislamos el agua del aire e impedimos en gran medida este enfriamiento.
Detiene la evaporación, con el consiguiente ahorro de agua y productos químicos de mantenimiento.

Es recomendable acoplar un sistema para enrollar y recoger la lona, para más facilidad de manejo.