Toldo Cofre

ofrecen la mayor protección y durabilidad permitiendo un mantenimiento más fácil

El toldo tipo cofre, el más duradero

Un toldo cofre es un tipo de caja que viene incorporada con nuestro toldo. Esta sirve para resguardar la lona cuando la meteorología no nos permite disfrutar de un buen día. De esta manera estaremos cuidando el tejido y consiguiendo que obtenga una mayor durabilidad.

Todo el mundo sabe que los toldos son muy buenas opciones para conseguir un espacio ideal en nuestra vivienda o nuestro trabajo. Es por esto por lo que muchas personas quieren adquirir un toldo cofre.

Los toldos cofre a medida son toldos articulados que aportan máxima protección al toldo cuando el mismo está cerrado ya que su cierre hermético protege eficazmente el mecanismo y el tejido, de las inclemencias meteorológicas y la suciedad, permitiendo alargar su vida útil.

Disponemos de gran variedad de modelos, como los toldos cofre motorizados, también dependiendo del tamaño a cubrir y del tipo de fachada donde tenga que ser instalado.

Compactos y elegantes

Son compactos y con un diseño elegante, parecidos a los toldos monobloc o a las pérgolas bioclimáticas. El accionamiento preferiblemente ha de ser eléctrico, pudiéndose incorporar unos discretos leds en los brazos.

Podemos elegir entre una gran variedad de tejidos y colores.

Son toldos para hostelería y restauración los más habituales, pero cada vez más particulares instalan estos modelos y otro tipo de toldos como los toldos de brazos invisibles (muy elegantes).

Los precios de este tipo de artículos son muy variados. Depende del tamaño, tipo de tela, si es motorizado o no, si lleva leds…

Algunos toldos no suelen llevar las mismas opciones, como los toldos de punto recto.